Las terceras personas en el matrimonio en la cita enamorando

Existe un comienzo fundamental cuando un varon y una femina deciden unir las vidas para empezar un esquema habitual mediante el casamiento. Se trata del precepto biblico de “dejar a su padre asi­ como su origen asi­ como sobre unirse a su esposo Con El Fin De ser individuo solo”. Al ver este precepto en su verdadero interes, se posibilita el inicio de una recien estrenada certeza familiar libre de bastantes inconvenientes.

Por supuesto que dejar a su progenitor desplazandolo hacia el pelo a su origen, no quiere decir abandonarlos ni desentenderse de ellos. Al comenzar la vida conyugal, la pareja debe dejar a las familias de familia de concentrarse en la construccion sobre su propia desplazandolo hacia el pelo nueva verdad familiar. Los dos conyuges podran proseguir cerca sobre sus padres y no ha transpirado familiares, pero entendiendo que esa eventual cercania fisica y emocional no tiene que significar nunca un involucramiento insano o la intervencion desmedida.

Con los padres desplazandolo hacia el pelo suegros, seri­a apropiado establecer, en la medida de estas oportunidades, una comunicacion cercana, sana, optimista, cordial, afectuosa desplazandolo hacia el pelo sobre respeto reciproco. En las familias sobre familia, la novedosa pareja debe sobre encontrar apego, apoyo, sugerencia, orientacion y no ha transpirado solidaridad.

El inconveniente surge cuando, por un flanco, alguno o los dos conyuges nunca rompen el “cordon umbilical” con sus padres desplazandolo hacia el pelo guardan lazos sobre dependencia con ellos que impiden el incremento saludable de la novedosa estirpe.

Aunque, aparte, puede suceder que los padres o suegros no comprendan ni respeten la imprescindible independencia asi­ como autonomia de las nuevos conyuges, desplazandolo hacia el pelo pretenden proseguir diciendoles lo que deben hacer sus hijos en las diversas esferas sobre la vida matrimonial o familiar. Todos estos son padres interventores que, pero en ocasiones, les inspira excesivamente buenas intenciones, acaban por obstaculizar el progreso sobre la nueva certeza familiar, con las propias caracteristicas, normas asi­ como dinamicas, que pueden, inclusive, discrepar en demasiado de estas que regulan las dinamicas en las familias sobre nacimiento.

Desde esta punto de vista, la nueva pareja deberia estar seguros de que, con comunicacion a sus padres desplazandolo hacia el pelo suegros, lo mas adecuado seri­a utilizar la periodo “cercania imprescindible con trayecto saludable”. Es decir, con la familia sobre motivo se deberia aspirar a conservar un vinculo amoroso cercano, sin embargo an una distancia adecuada que permita el crecimiento autonomo de estas decisiones desplazandolo hacia el pelo acciones sobre la nueva pareja.

El establecimiento desplazandolo hacia el pelo respeto sobre estas fronteras corporales asi­ como emocionales facilitara el entendimiento y disminuira los riesgos de intervenciones inconvenientes que puedan provocar fisuras en la contacto propia sobre la pareja o dentro de esta y sus respectivas familias de origen.El delimitar de manera clara desplazandolo hacia el pelo temprana estas fronteras, ayuda a que las nuevos conyuges nunca posean que ocurrir posteriormente por indisposiciones, incomodidades y no ha transpirado discusiones innecesarias, provocadas por el excesivo involucramiento -consciente o inconsciente- de padres y no ha transpirado suegros.

Cuando la asistencia e intervencion sobre padres desplazandolo hacia el pelo suegros es Ahora excesiva, repetida desplazandolo hacia el pelo poco sano, la pareja deberia hacer un alto, charlar serenamente desplazandolo hacia el pelo acordar nuevas pautas Con El Fin De transmitirlas con apego, respeto asi­ como transparencia a las familias sobre origen. En este caso, la pareja debe conseguir entenderse primero y alcanzar a acuerdos plausibles, procurando prevenir que de esta circunstancia se deriven resentimientos y/o conflictos dentro de ellos o con sus respectivas familias sobre ascendencia.

Sin embargo, la participacion excesiva e inconveniente sobre “terceras individuos” en el casamiento, puede tambien provenir de otros parientes, de amistades, companeros sobre trabajo o vecinos. Del mismo modo que en el caso sobre padres o suegros, para estas otras individuos, el establecimiento sobre limites seri­a fundamental.

El matrimonio no resulta una certeza en la que las esposos se deban aislar de el universo que los circunda. Por el contrario, es virtuoso para la pareja acrecentar y conservar relaciones afectivas y cercanas con parientes y no ha transpirado amigos.

El contratiempo pasa cuando esas relaciones empiezan an afectar la dinamica intima sobre la pareja o de la nueva familia. Mientras los ambitos fisicos, afectivos y no ha transpirado emocionales esten claramente delimitados no unico no existira riesgos, sino que podran acontecer estas vinculaciones muy positivas de la pareja; sin embargo cuando las intervenciones se vuelven excesivamente cercanas desplazandolo hacia el pelo desmedidas, pueden alcanzar a amenazar la vida conyugal asi­ como familiar. Una oportunidad mas, de este tipo sobre relaciones, conviene poner la periodo “cercania imprescindible con recorrido saludable”.

En resultado, las conyuges deberi­an aceptar y no ha transpirado utilizar las limites de aprecio, interes, respeto y no ha transpirado discrecion que deberi­an estar de pieza sobre la pareja con otros familiares, amistades, companeros de trabajo y no ha transpirado vecinos. Situar limites en los tiempos desplazandolo hacia el pelo temas de las conversaciones, en las ocasiones y sitios en donde se suscitan las encuentros, y en la vecindad e identificacion al momento sobre repartir preocupaciones o proyectos personales o de pareja.

Las fronteras aqui ademas deben estar bastante bien definidas y blindadas con el fin de que no sucedan inconvenientes asi­ como sorpresivas confusiones o excesos sobre confianza que puedan estropear la trato conyugal.

El casamiento seri­a un sitio para prosperar un vinculo angosto, intimo, unico, entre dos usuarios que se unen Con El Fin De acontecer una sola unidad. A partir de esta hermosa certeza conyugal se construye la nueva parentela. Con las “terceras seres” -sean padres, suegros, otros familiares, colegas, companeros de labor o vecinos-, la pareja debe sustentar la necesaria y favorable vecindad que les ayude a crecer y gozar, No obstante con la clara asi­ como beneficioso trayecto fisica y no ha transpirado emocional que les permita resguardar su intimidad, autonomia e identidad.

*Jesus Rosales Valladares estudio Ciencias Politicas en la Universidad sobre Costa Rica. Tambien se ha desarrollado igual que consejero familiar e investigador social en temas de politicas publicas y estirpe por mas sobre treinta anos.